Implementación de la Central 3CX en el Hotel Gran Madryn

 

Entrevistamos a Claudio Elizondo, dueño del hotel Gran Madryn, para que nos cuente cómo vivió la implementación de la central 3cx. Realizamos allí la configuración y puesta en marcha de la central VOIP 3CX procurando replicar la configuración del sistema telefónico que fue reemplazado, para minimizar el impacto de la nueva implementación

Claudio Elizondo en la puerta del Hotel Gran Madryn

   
     

¿En qué se basó para elegirnos?
Por las características de nuestros huéspedes, que son en su mayoría extranjeros, y de nuestra empresa, una oficina ubicada en Buenos Aires, decidimos desde un comienzo mirar hacia la tecnología. Después de un análisis llegamos a la conclusión de que, si bien todos los equipos de comunicación hoy nos podían prestar el mismo servicio, los equipos tradicionales lo lograban como su máxima expresión de prestaciones, mientras que los equipos basados en tecnología IP lo lograban en su configuración básica, teniendo de esta manera un plafón muy alto para desarrollar.
Parados en esta premisa, salimos a buscar un proveedor que nos brindara confianza en la implementación. Durante dos meses nos abocamos a ver quiénes podrían ser y los resumimos a dos proveedores que prestaban, en una primera visión, las mismas características. Nosotros no queríamos comprar una caja, lo que queríamos era comprar un servicio, y al contactarnos con los clientes de ambos proveedores llegamos a la conclusión de que podíamos optar por uno de ellos con un mínimo riesgo de equivocarnos.

¿De qué manera transcurrió la implementación de la central?
La ejecución fue rápida, se realizó en dos jornadas y se efectúo el vuelco de la nueva implementación durante el segundo día. Es importante destacar que el trabajo se desarrollo con huéspedes dentro del hotel sin que esto los perturbara.

¿Qué cree que aporta 3cx a su emprendimiento?
Hoy ya terminada la implementación de las oficinas remotas y de los celulares tengo una muy buena calidad en los servicios de telefonía. En las comunicaciones inter-oficinas el costo es cero y en las llamadas internacionales es muy reducido.
La flexibilidad que tiene este equipo nos permite realizar cambios en pocos minutos y no encontramos hasta el momento, ningún requerimiento que represente un problema alcanzar. Mudar internos de Buenos Aires a Chubut es cuestión de un par de minutos, desarrollar nuevos mensajes en el IVR es sumamente sencillo.

¿Se sintió conforme con nuestra forma de trabajo?
Realmente me siento muy conforme con 3CX y con NeoNet. NeoNet tomó rápidamente el desafío de llegar con un presupuesto ajustado a Chubut,  con un análisis mínimo de cuáles eran los requerimientos y realizó el trabajo en tiempo y forma.